Noticias

Proyectos urbanos pedaleables pretenden “acortar” la ciudad y ser solución al tráfico vehicular

Hace bastante tiempo que se vienen discutiendo y hablando dos proyectos en particular que tienen como objetivo establecer una nueva forma de moverse a través de la ciudad: Por ciclovías y cicloparques interconectados entre ellos. Es así como surgen las iniciativas “Mapocho pedaleable” y “Mapocho 42 K”.

Ambos proyectos si bien son distintos, se complementan y buscan algo similar: Infraestructura para las personas que deciden moverse por la ciudad usando la bicicleta como vehículo para hacerlo. Hay estudios que indican que la bicicleta es el transporte más efectivo para moverse en distancias que no superen los ocho kilómetros.

La idea del Mapocho Pedaleable busca precisamente usar una calzada del río Mapocho para instalar una suerte de carpeta para formar una ciclovía que pueda soportar las subidas que de vez en cuando tiene el río. Claramente, durante esos días, la ruta quedaría inhabilitada hasta que el cause volviera a bajar.

Por otro lado, el proyecto Mapocho 42 K, busca construir un cicloparque que vaya desde Lo Barnechea hasta Pudahuel y que cruce nada menos que ocho comunas a través de una infraestructura adecuada y especial para los ciclistas. Este proyecto ya fue aprobado y es parte del las iniciativas parte del “Legado Bicentenerio”.

Si bien Mapocho Pedaleable tiene contemplado una ruta más específica de alrededor de siete kilómetros (que partirían en la rotonda Pérez Zujovic), el 42 K tiene una extensión de 42 kilómetros y será una gran solución para acortar la ciudad, dar una alternativa a quienes ya no quieren seguir andando en auto dado los grandes tacos que cada día se generan en Santiago, y una gran manera de incentivar el deporte y cuidar el medio ambiente.

¿Creen que estos dos proyectos ayudarán a acortar la ciudad y hacerla más alcanzable para todos?

Fuentes: Plataforma Urbana, Mapocho42k.com

Leave a Reply