Noticias

Proyectan que barrios con certificación ambiental serán 200 de aquí al 2018

By septiembre 3, 2014marzo 30th, 2017No Comments

«Hacer de su barrio el mejor lugar para vivir» es la frase que ha inspirado a los vecinos de los alrededores del sector Beaucheff, comunidad situada entre el Parque O’Hinggins y el Club Hípico. Ellos están involucrados activamente en el desarrollo sostenible y llevan a cabo una serie de acciones para fomentar el reciclaje. Además han implementado el uso de ampolletas de bajo consumo, entre otros esfuerzos que les ha dado el titulo de Barrio Sustentable y ser la primera zona de Chile en conseguirlo.

Este largo camino lo empezaron a recorrer en el año 2012 y relata Claudia Cervantes, representante de las organizaciones Patrimonio Verde y Vigías del Patrimonio nacidas en este sector, luego de cambiar estacionamientos por jardines.

“No queríamos que los jardines fueran dañados por basura, por lo que solicitamos un camión municipal para el retiro un domingo al mes. Se informó a los vecinos y se les solicitó que dejaran los enseres en sus antejardines el sábado en la tarde” decía Claudia.

Después de la primera semana, los vecinos se acostumbraron y empezó a generarse una suerte de reciclaje vecinal.

“Ellos comenzaron a tocarnos el timbre para pedirnos que le regaláramos algunas de las cosas. Nosotros hicimos lo mismo y rescatamos un par de lámparas, y un vecino que repara bicicletas encontró algunas llantas. Al final del día solo quedaron lavadoras, refrigeradores y lavamanos que fueron retirados por el camión”, cuenta Cervantes.

“Ahí nos dimos cuenta de que muchas cosas todavía se podían reparar o se les podía retirar el metal antes de ser llevadas a un vertedero, y contactamos a recicladores de base para que retiraran un día antes que el camión todo lo que aún fuera rescatable”, añade.

Actualmente participan activamente en el proyecto de reciclaje de residuos orgánicos de la Municipalidad de Santiago, que entregó a los vecinos contenedores domiciliarios donde van dejando cáscaras de vegetales y frutas, y son retirados dos veces a la semana por funcionarios del Primer Centro Demostrativo, que se encuentra en el Parque O’Higgins. Estos residuos son convertidos en humus para mejorar la calidad de la tierra.

“Queremos que nuestro barrio sea un ejemplo de trabajo donde las iniciativas nacen de la comunidad y así demostrar al municipio y al Estado que se puede, que solo tenemos que unir voluntades”, asevera la dirigente.

Comunidad organizada

El programa Barrio Sustentable, dependiente de la División de Educación Ambiental y Participación Ciudadana del Ministerio del Medio Ambiente, busca ciudadanos como estos, comprometidos. El jefe de esta unidad, Felipe Zavala, nos explica que el programa es de carácter voluntario y busca promover una conciencia ambiental a nivel de barrios, «de tal manera de generar hábitos y conductas sustentables que permitan mejorar la calidad de vida de los chilenos».

A este programa pueden ingresar aquellos barrios en que la comunidad está organizada para desarrollar acciones ambientales, este es un punto de partida clave.

Cuando los municipios identifican estas comunidades se realiza una intervención por parte de ellos, que contempla educación ambiental, como fomentar el buen uso de el agua y la energía, la promoción del reciclaje y el manejo de residuos caseros, además en otras temáticas enseñan a los vecinos como ser más sustentables y a crear huertos orgánicos.

Esta iniciativa genial empezó aplicarse en el 2012 en el Barrio Villa Estación de Buin y en la Villa Padre Hurtado de La Pintana, incluyendo a más de 300 vecinos. Para este 2014 se esperan sumar 16 iniciativas de este tipo en las regiones de La Araucanía, Metropolitana, Coquimbo y Valparaíso.

“Se trata de un trabajo multisectorial que estamos desarrollando con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, porque a partir del programa Quiero Mi Barrio del Minvu vamos a incorporar y fortalecer la variable ambiental y este concepto de barrio sustentable”, menciona Zavala, quien dice que el Estado debe establecer políticas públicas que fortalezcan la gestión ambiental local y el desarrollo de tecnologías, y así mejorar la vida de los barrios más animados.

Como trabajan en conjunto con el Minvu, la meta del programa Quiero Mi Barrio; es «avanzar en 200 barrios hacia 2018», detalla Zavala. “Nos interesa poder ser parte de esos 200 barrios, incorporar de manera muy fuerte la variable ambiental y dotar de apellido a dichos barrios con el tema sustentable” señalo.

Vía La Segunda.

Leave a Reply