Noticias

Más bicicletas, menos autos

Más de alguna vez hemos hablado en nuestro blog sobre la importancia de tener una infraestructura adecuada para los ciclistas, ya que al contar con ella, más gente puede optar por esta vía para transportarse. Además, cuidan su salud (hacer media hora de deporte al día, llámese caminata, bicicleta o trote es lo lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud), el planeta y su bolsillo (en Estados Unidos acaba de salir una publicación que demostró que los ciclistas le significaban al país un ahorro de 4 billones de dólares anuales).

Hemos hablado de Copenhage, en Dinamarca como un caso exitoso de cultura ciclística, pero hoy queremos ahondar un poco más sobre el caso holandés, que también ha tenido gran efectividad.

En una interesante columna escrita en Plataforma Urbana, la autora explicaba algunas de las razones por las cuales la cultura ciclística había tenido éxito en los Países Bajos. La principal de ellas, según la autora, era la educación. En Holanda, desde temprana edad comienzan a educar a los niños para que aprendan las reglas del tránsito, les hacen pruebas sobre ellas para que así luego puedan ser peatones y ciclistas respetuosos. De esta manera, también los incentivan a irse al colegio en bicicleta, de esta manera cuidan el planeta y se preocupan de su salud.

Lo importante, recalca la escritora del texto, es la educación, ya que al hacer que niños tomen consciencia sobre lo significativo que puede ser para el planeta irse en bicicleta al colegio, es muy probable que a medida que pase el tiempo siga viéndola como la mejor alternativa para transportarse: La menos costosa y la más saludable. Y una ciudad con menos autos y más plazas y parques, siempre va a ser una mejor ciudad.

Revisa la columna completa en el siguiente link:

¿Por qué los holandeses tienen la cultura de la bicicleta?

Leave a Reply