Noticias

La historia detrás de la construcción de la Plaza Finlandia

Como les comentábamos ayer en la nota de la “Plaza de todos”, las construcciones de la fundación tienen un trasfondo y una historia que muchos no conocen porque van sólo a la construcción (lo que de todas formas agradecemos muchísimo), pero queríamos contarle cómo era la Plaza Finlandia antes de que junto Starbucks y el Colegio Finlandia pudiéramos finalmente construir la plaza.

Cuatro puntos donde la gente iba a botar basura –y donde incluso había un gran hoyo especialmente diseñado para eso-, oscuridad en donde adolecentes y adultos iban a tomar y drogarse, un foco de enfermedades debido a la gran cantidad de basura que ahí se encontraba y una sensación de peligro, era lo que muchos de los vecino que participaron de las reuniones previas nos señalaron que era con lo que debían convivir en el día a día, además del tráfico de drogas y prostitución que a veces también se llevaba a cabo.

El Colegio Finlandia llevaba varios años tratando de dar la pelea, tratando ellos mismos de hermosear el lugar –de hecho los árboles que habían plantados habían sido puestos por ellos- por lo que las reuniones y obras previas fueron más de lo normal porque había mucha gente que quería transformar el lugar pero que por motivos de fondos no habían podido. Además, debido a los hoyos que habían en el lugar hubo que taparlos y dejar el lugar preparado para la construcción.

A las reuniones llegaron niños, vecinos, apoderados del colegio. Todos querían participar y cambiarle de una vez por todas la cara a ese lugar al que le tenían miedo. Y fue así como con el apoyo de Starbucks pudimos cumplir ese sueño.

La construcción se llevó a cabo el sábado 27 de abril y tuvo una gran convocatoria por parte de funcionarios de Starbucks, voluntarios de Mi Parque, niños, vecinos y papás del Colegio Finlandia, quienes habían realizado una competencia interna para diseñar un mural para la plaza que la ganó una pareja de pololos del colegio que estaban muy felices y emocionados llevando a cabo su obra y de la distinción que habían recibido por parte de las autoridades del colegio.

De esta manera pudimos cambiarle la cara a un lugar que antes era un foco de enfermedades y vicios por una nueva área verde para Santiago y Chile.

Por si fuera poco, los vecinos, entusiasmados por la remodelación del lugar, fueron a la municipalidad a pedir algunos requerimientos más, como que pusieran más luz en el lugar y que se multara a quienes ensuciaran la plaza, ya que bastante tiempo les había costado dejarla como había quedado.

Agradecemos a todos los que participaron de la construcción: A Starbucks, al Colegio Finlandia, a la Municipalidad de Pudahuel, a los niños, a los apoderados del colegio y a todos los voluntarios que hicieron esto posible.

Revisa todas las fotos de la construcción en nuestro álbum de Facebook 

Leave a Reply