Noticias

Espacios públicos limpios: Conoce la campaña «Quiero mi ciudad sin tu suciedad»

By octubre 26, 2015marzo 7th, 2017No Comments

Se estima que en la comuna de Santiago se recogen 2 toneladas de colillas de cigarros aproximadamente al mes, que se botán 80 kilos de chicle al mes y que se recolectan 2.000 m³ de cachureos al año. En ese sentido, la Municipalidad de Santiago ha elaborado un plan que busca informar y comprometer tanto a habitantes y visitantes a mantener limpias las calles y espacios públicos.

Como parte de las actividades de difusión de la campaña «Quiero mi ciudad sin tu suciedad», la semana pasada se instaló una colilla de cigarro gigante en la Plaza de la Ciudadanía, frente al Palacio de La Moneda. Un claro mensaje enfocado a que las personas comiencen a tomar conciencia sobre el mal habito que es botar las colillas al suelo. Sin ir más lejos este tema en otros países como Francia ha llegado a tal punto en el que se multa a quienes lo hacen.

Del mensaje a las medidas

De la mano de la fuerte difusión enfocada en eliminar ese hábito, fomentar el reciclaje y evitar que las personas boten cachureos en desuso, como por ejemplo colchones o electrodomésticos, en los espacios públicos, la municipalidad ha tomado distintas medidas:

– Nuevas y más eficientes rutas para los camiones recolectores de basura.
– Renovación de la flota de camiones por que generan menos emisiones.
– Se comprometió la instalación de 2.000 papeleros nuevos con zona especial para apagar los cigarros.
– 3.200 nuevos contenedores.

Paralelamente, se está implementando un programa de limpieza y mantención de fachadas en las avenidas más emblemáticas de la comuna, como lo son la Alameda, Matta y Matucana que en conjunto abarcan una extensión de 18 kilómetros y que requieren de $430 millones para eliminar los rayados (no los murales ni graffitis) y stickers. Es por este motivo que el municipio elaborará una ordenanza para combatir las pegatinas en los espacios públicos.

De hecho, según datos de la municipalidad, cada día aparecen 80 rayados solo en la Alameda, una cifra que aumenta 10 veces cuando hay una marcha. Un edificio que da cuenta de esta situación es la Iglesia San Francisco, la que debe ser lavada dos veces por semana para que no tenga rayados.

Otra ordenanza es la que tiene como fin promover el uso de bolsas biodegradables y reutilizables, tal como se ha hecho en otras comunas del país, como Punta Arenas, Pucón y Concepción, para evitar una mayor producción de plástico que después de ser usado genera un impacto negativo en el medioambiente que según el Ministerio de Medio Ambiente se extiende por 100 años.

Junto con estas medidas, la campaña también considera mantener los Centros Educativos Ambientales en dos de los parques más tradicionales de la comuna, como lo son el Parque O’Higgins y el Parque Quinta Normal. En esta misma línea, se ejecutarán programas de reciclaje en los Barrios de Beaucheff y Yungay.

Asimismo, se trabajará con las ferias libres autorizadas en la comuna para fomentar el reciclaje orgánico y se continuará con el reciclaje en los edificios que actualmente se realiza en 160 en donde es posible separar los residuos en botellas de vidrio y plásticas, papeles, cartones, aceite de cocina y pilas.

Junto con estas medidas, la municipalidad está haciendo un llamado para que las personas no orinen en la vía pública y para que no se boten más objetos en mal uso, como colchones, ya que solo en un año se botan 1.200 y en los puntos donde se dejan empiezan a surgir microbasurales.

Para evitar que esta última práctica se mantenga, la campaña considera un plan de retiro de estos objetos, junto con electrodomésticos y muebles, que serán recolectados por camiones durante lo fines de semana, tal como se describe en la mapa inferior.

Vía Plataformaurbana.

Leave a Reply