Noticias

Consejos para la construcción y vegetación de áreas verdes

By junio 2, 2015marzo 7th, 2017No Comments


La semana pasada, el profesor de Arquitectura de la PUC, Javier del Río, comentaba ciertos consejos para que la construcción de una nueva plaza o parque sea lo más sustentable posible. El sábado pasado este experto volvió a dar consejos para aprovechar al máximo los recursos necesario a la hora de construir.

Para partir, la tierra que se mueva para la realización de la obra debe ser reutilizada en el mismo parque, pues mover la tierra de un lugar a otro no es tan costoso como tener que llevársela a otro lugar. Esa misma tierra puede utilizarse para elevar ciertas zonas o crear áreas protegidas.

Otro consejo que entrega del Río en cuanto a la vegetación de las áreas verdes es agrupar las especies según su demanda de agua, diferenciando entre aquellas resistentes al clima y aquellas que son nativas del lugar. De esta forma se reducen y hacen más eficientes los costos de mantención.

En el caso de árboles, lo ideal es plantar variedades de crecimiento lento, pues tienen mayor resistencia al transplante. Las murallas verdes de árboles son capaces de mitigar entre un 10 y 20% el efecto del viento. Es más, si se emplean especies caducas, es decir, aquellas que renuevan sus hojas una vez al año, la reducción puede llegar a un 50%, disminuyendo también el ruido dentro del área.

Los árboles aportan en la reducción de temperaturas durante el verano, gracias a la sombra que proporcionan y al proceso de evapotranspiración. También en invierno pueden mitigar el efecto de las bajas temperaturas mediante la mitigación del viento y la conservación de la temperatura del suelo.

Para los casos en que se destinan áreas para canchas, se recomienda utilizar pastos sintéticos que no necesitan tanta mantención ni agua. En cuanto a la necesidad de riego, son preferibles los sistemas de goteo o las cintas de exudación, en vez del riego por aspersión o manguera que es menos eficiente y más costoso.

Por último, en lo posible se deben usar aguas de algún cauce cercano o de pozos y no agua potable debido a su alto costo, teniendo en cuenta que siempre es mejor regar de noche cuando hay menos calor. También se debe considerar un buen sistema de drenaje, canaletas y zonas de absorción que permitan administrar de buena forma las aguas lluvias en caso de ser abundantes.

Vía Mas Deco – La Tercera

Leave a Reply