Colegio Quillahue, Lo Prado

Este proyecto recupera los patios del colegio diferencial Quillahue. Este Colegio está focalizado a niños y jóvenes con distintos grados de discapacidad intelectual (esquizofrenia, autismo, entre otros). Tiene 219 alumnos, niños entre 3 a 26 años; 26 profesores y 31 asistentes en educación (sicólogos).

Este colegio, ubicado en la comuna de Lo Prado, es municipal e inserta al mundo laboral cerca del 80% de sus alumnos. Ya con 30 años de trayectoria, es el único colegio diferencial que ofrece educación técnica en talleres laborales dentro del sector, por lo que su relevancia es a escala intercomunal.

El proyecto contempló la recuperación de 3.800 m2, junto con un programa de actividades asociadas a los distintos talleres laborales del colegio, con temáticas medio ambientales para capacitar a los profesores y alumnos. El objetivo consistió en incorporar a los niños al proyecto desde sus propias capacidades.

El proyecto generó gran convocatoria tanto en la comunidad escolar, como en los trabajadores de la empresa Alstom, donde participaron cerca de 200 entre niños, jóvenes y adultos. Junto a los 40 voluntarios de Mi Parque. Gracias a este número se logró cumplir el sueño, el colegio hoy cuenta con 25 nuevos árboles, 425 plantas, 350 m2 de pasto, dos murales, juegos para niños, un invernadero, un programa educativo para cada patio, además de asientos y mesas.

Para la comunidad escolar esto constituye un ejemplo para encontrar en los patios del colegio nuevos espacios para la educación y aprendizaje de los niños en contacto con la naturaleza: las nuevas áreas verdes del colegio son ahora nuevas salas de clases al aire libre.

Muchas gracias a todos los que participaron en este gran proyecto y en especial a Alstom Foundation